La invisibilidad del trabajo femenino en el mundo rural: un proyecto museístico – didáctico innovador, comprometido con el empoderamiento de la mujer actual

Por. Mercedes Bueno Aladrén

Introducción

«Los trabajos que hacíamos las mujeres en el campo eran horrorosos» dice Chón Casamián en el audiovisual que forma parte de la exposición La invisibilidad del trabajo femenino en el mundo rural), un proyecto artístico cultural con vocación didáctica e innovadora, de la artista y comisaria Mercedes Bueno Aladrén, que se materializa en una exposición temporal en el antiguo palacio de los marqueses de Ayerbe del Espacio La Alfranca[1].

Figura 1. Cartel exposición. Autoras: Mercedes Bueno Aladrén y Marta García.

La exposición está especialmente orientada a estudiantes de edad infantil y juvenil, porque destaca los valores de un mundo tradicional  que se extingue y crea espacios museísticos comprometidos con las sociedades cambiantes, un espacio de crítica y de acción, para aprender de la historia y colaborar a construir un futuro más equitativo. 

Muestra una detalle museográfico alusivo al mundo tradicional. Autora: Mercedes Bueno

La idea originaria surge a partir de otro proyecto anterior titulado La harinera Las Navas: un museo de historiasde la misma autora, para abordar una temática de género en su discurso, la puesta en valor de un sector de la población invisibilizado , que propone espacios de reflexión sobre modelos sociales anteriores a la llegada de Internet y los medios de comunicación de masas.

Figura 3. Muestra uno de los trabajos realizados por las mujeres en el campo. Autor: Javier Garcés

Son muchas las voces que desde la institución educativa y la museística proponen repensar las estrategias para mejorar la experiencia didáctica a través de la interacción de los recursos de la enseñanza reglada y la no reglada: Vincent Pussou, en el III Congreso Internacional Los museos en la Educación, organizado por Educa-Thyssen en el Museo Thyssen-Bornemisza (Mdrid) del 24 al 26 de noviembre de 2016, en su conferenciatitulada Repensar los museos del siglo XXI, argumentó la necesidad de la adaptación museística al tiempo y a la población actual, que el museo salga y se desarrolle fuera de sus paredes, que sea poliédrico, más ético, inclusivo, colaborativo, que capte a los nuevos públicos, que se cuestione, que haga participar a los visitantes, con el requisito esencial de potenciar los servicios de educación. 

Figura 4. Muestra la interacción del público con la exposición. Autora: Elisa Fernando.

La invisibilidad del trabajo femenino en el mundo rural toma como referentes intelectuales esas líneas de pensamiento con ésta propuesta que asume en su ideario un compromiso ético, activo y participativo, enfrentando una temática de género, mediante una presentación museográfica de las historias de algunos trabajos invisibilizados realizados por las mujeres “de pueblo” y tratando de ir más allá de la representación de ambientes costumbristas y/o folclóricos.


Figura 5. Detalle de la exposición del ajuar de una novia. Autor: Javier Garcés

El discurso museístico

¿Es «oportunista» una exposición sobre la invisibilidad del trabajo femenino? Es obvio que la sociedad va reconociendo la importancia de los trabajos realizados por las mujeres, aunque observamos cómo todavía queda camino por recorrer hasta alcanzar la igualdad en el siglo XXI. La actualidad más inmediata así lo evidencia: en junio de 2018, los medios de comunicación informan que la empresa Aceites y Energía Santa Maríade Jaén no paga los atrasos adeudados a sus trabajadoras desde hace seis meses porque «en el convenio dice trabajadores, y no trabajadoras, siendo las palabras empleadas en la redacción del convenio colectivo del sector del aceite, las que están sirviendo a esa empresa como excusa para no pagar los atrasos a sus tres trabajadoras»(Vílchez, 2018). 

Figura 6. Panel II La invisibilidad del trabajo femenino. Autora: Mercedes Bueno.

El trabajo es trabajo y es igual quién lo haya realizado; así en la exposición La invisibilidad del trabajo femenino en el mundo rural se visibiliza una laboriosidad constante, la imposibilidad de elegir cualquier otro destino, las escaseces de la posguerra… 

Figura 7. Instalación La matacía. Autora: Mercedes Bueno

La exposición visibiliza las capacidades creadoras y transformadoras, la importancia de los valores como la constancia, el esfuerzo, la generosidad, la fraternidad, el orgullo y satisfacción por el trabajo bien hecho, el afán de superación, etc. que no deberían perderse de vista en la sociedad actual. 

Figura 8. Instalación La canastilla del recién nacido. Autora: Mercedes Bueno

La invisibilidad del trabajo femenino en el mundo ruraltiende puentes afectivos entre el patrimonio cultural, rural y agrario, el territorio y la identidad, porque parte de la convicción que la memoria tiene que ver con el presente y la exposición presenta argumentos para reflexionar sobre todo eso.

El trabajo etnográfico previo de recogida de testimonios vivenciales también ha permitido a la curadora acercarse a algunas de las circunstancias de la vida cotidiana y del trabajo de las mujeres, revelando un microcosmos concreto que aporta una visión antropológica de una cultura que se interrelaciona en un todo, confluyendo aspectos culturales, económicos, sociales y psicológicos.

La exposición

La estrategia museístico-expositiva utilizada representa horizontalmente una casa, lugar identificable como lugar de referencia para las mujeres, que establece vínculos entre las personas y de éstas para con la sociedad, propiciando un continente para las historias en formato de instalación audio-visual complementada con la muestra de una colección de piezas y útiles de trabajo, una colección de fotografías, paneles didácticos, performancey el acompañamiento de una mediadora cultural. 

Figura 9. Muestra un plano amplio de la exposición. Autora: Mercedes Bueno

Conclusiones

Los aportes que se hagan desde los museos a la escuela deben contar, indudablemente, con la voz, la mirada y el pensamiento de los protagonistas de la educación: los maestros y los estudiantes, interesando tanto las ideas allegadas desde la Academia o desde las Artes como las de los habitantes del entorno, para conocer e incorporar sus experiencias respectivas al ámbito de la educación informal, de las que esta exposición aspira a ser un buen ejemplo. 

Figura 10. Muestra de la acción didáctica de la mediación cultural. Autora: Elisa Fernando

Mercedes Bueno Aladrén

Graduada en Bellas Artes

Máster en Museos: Educación y Comunicación

Comisaria de exposiciones

http://www.mercedesbueno.es

Referencias

Vílchez, M. E. (4 junio 2018). Una empresa no paga a sus trabajadoras porque el convenio dice «trabajadores». SER. Recuperado de http://cadenaser.com/emisora/2018/06/04/radio_cordoba/1528115722_623984.html


[1]Un espacio paisajístico y arquitectónico vinculado afectiva, social e históricamente con los habitantes de los pueblos próximos: Pastriz y La Puebla de Alfindén, España.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.